¿Cómo serán las oficinas bancarias del futuro?

23 Jul 2016

¿Te imaginas que en un futuro no muy lejano pudieras adquirir una hipoteca por videollamada, pedir un préstamo por WhatsApp u obtener respuesta a tus dudas financieras sin hacer cola en el banco? Las nuevas tecnologías están transformando la realidad de las oficinas bancarias, que ya se pueden visitar a golpe de clic gracias a la banca digital.

Las nuevas sucursales están adaptadas a las nuevas tecnologías, presentan ofertas personalizadas en tiempo real, con un verdadero impacto y utilidad, disponen de un gestor remoto para aclaraciones y asesoramiento y ofrecen la posibilidad de revisar y firmar documentación sin moverse de casa, entre otras ventajas.

El motivo de este cambio radica en la necesidad que tienen las entidades financieras de recuperar la confianza del consumidor, según pone de manifiesto el estudio Youbiquity Finance, gestionado por BT y Avaya.

El usuario quiere que el servicio sea tecnológico y que se apoye en el contacto con el trabajador de la oficina, lo que haría más fácil el servicio, tanto en las tareas diarias como cuando se realicen labores más complicadas.

¿ADIÓS A LA SUCURSAL FÍSICA?

Pese a todo, esta tendencia no acabará con las oficinas bancarias tal y como las conocemos en este momento. El mercado financiero tendrá que solventar el reto de "integrar la experiencia digital y la presencial, para que no se excluya la una de la otra", según afirma el director de ingeniería preventa para España y Portugal de Avaya, Marcello Scanavacca.

En estas sucursales del futuro, el vídeo será una de las herramientas clave, puesto que supone disponer de un asesor bancario en el momento en el que se necesita respuesta. Esta herramienta favorecerá que la experiencia sea única para el cliente.

La distribución y la funcionalidad de las oficinas bancarias tradicionales cambiará con la intención de ofrecer más servicios premium, con un trato más cercano y personalizado, según Scanavacca.

Sin embargo, para el director de soluciones de colaboración de BT, Manuel Beltrán, la novedad en el futuro de la banca estará en la integración de todos los canales que existen para que funcionen bien de manera conjunta y para que se pueda atender al cliente desde cualquier tipo de canal.

En la actualidad, ya existen fórmulas que se aproximan a este futuro "no tan lejano". Así, iniciativas como el 'Liberfácil' de Liberbank o 'Imaginbank' de CaixaBank nos acercan la parte más futurista de la banca al día a día.

En el primero de los casos, Liberbank quiere "mantener una relación bancaria tradicional aprovechando las nuevas tecnologías", por lo que gracias a 'Liberfácil' los clientes de la entidad podrán establecer contacto con un gestor remoto en cualquiera de sus cajeros. El gestor se ve a través de vídeo, no es una máquina virtual, y basta con darle el DNI.

Según Liberbank, esta herramienta permite el contacto entre el agente y el cliente, ampliar la relación personal y aprovechar las nuevas tecnologías para ampliar el servicio, ya que se pueden realizar más acciones que en un cajero tradicional. Asimismo, el diseño de la oficina se está modificando por uno de menor tamaño, más ligero, con zonas autoservicio y oficinas autoservicio.

Por su parte, 'Imaginbank' permite controlar el dinero de forma sencilla y transparente desde el smartphone y ofrece la posibilidad de contratar una cuenta y una tarjeta sin comisiones, además de contar con la facilidad para realizar todas las gestiones desde su aplicación móvil.

A pesar de ser un banco enteramente móvil, 'Imaginbank' no pone inconveniente para usar los cajeros tradicionales de Caixabank para ingresar o retirar dinero y permite consultar el estado de la cuenta a través de redes sociales.

Este servicio está dirigido especialmente a los 'millennials', jóvenes entre 18 y 35 años, dada su vinculación con las redes sociales y el uso que hacen de los dispositivos móviles.

Este grupo generacional, según el informe, afirma tener en la mayoría de las ocasiones suficiente confianza para tomar sus propias decisiones financieras. Para quienes no cuentan con esa confianza, este tipo de servicios más personalizados y centrados en el cliente podría ser de gran ayuda.

EL CLIENTE, EL FOCO DE ATENCIÓN

"El cliente está en el centro de las entidades financieras", afirma el director de soluciones de colaboración de BT, Manuel Beltrán. En la actualidad existe una generalización del uso de la tecnología para servicios financieros.

De hecho, según el estudio, el 54% de las personas entrevistadas afirmó usar el ordenador para comprobar sus cuentas, mientras que un 35% usó la 'app' del banco.

"Las entidades de servicios financieros tienen que ser más conscientes de que se debe mantener una relación más personal con los clientes", según Scanavacca.

Por este motivo, las prioridades de los clientes de la banca online deben ser un aspecto "clave" a tener en cuenta por las entidades bancarias si se quiere fomentar este cambio. Según la firma Cognodata, para los clientes es necesario que la experiencia digital sea sencilla, intuitiva y homogénea.

La facilidad en el proceso de alta y la posibilidad de hacerse de forma totalmente remota es un "plus" añadido que los clientes valoran positivamente, junto con la contratación fácil y digital de principio a fin sin la necesidad de pasar por las oficinas del banco, ya que les ofrece una mayor comodidad.


Artículo publicado en Europa Press el 23/07/2016

http://www.europapress.es/economia/noticia-seran-oficinas-bancarias-futuro-20160723102955.html